La historia del zorro y el niño feliz. Un post de @luisluque para #RecetaLinks

Por Escuela de Pacientes - 9:30

La historia que hoy nos llega a #RecetaLinks muestra que "no existe un “no busques en Google” que vaya a frenar el amor maternal por conseguir lo mejor para nuestras hijas e hijos". Un interesante post con el que Luis Luque (@luisluque) hace un llamamiento para ¡convertir Internet en fuente de salud y bienestar! Gracias Luis por sumarte a esta iniciativa de una forma tan original. 

Luis Luque (@luisluque)

Una imagen vale mil palabras. Una imagen es un momento congelado, una ventana en el mundo y en la vida de otras personas. La foto de abajo nos muestra una mujer que es feliz con un zorro siberiano de mascota, alternativa a los crueles abrigos de piel, y que podéis leer completo en este enlace. 

Este pequeño relato trata sobre pacientes. ¿Qué hago escribiendo de zorros? Resulta que investigadores trabajan en identificar qué genes hacen que los perros sean más dóciles que los lobos y más sociables con los humanos. Esto es lo que investigaba Robert Wayne en la Universidad de California – Los Ángeles en 2009.  En concreto descubrió que el gen WBCSR17 es clave en la domesticación de nuestros amigos los perros.

El Dr. Wayne cuenta en el artículo de National Geographic donde se cuenta esta historia que el primer email que recibió al publicarse su estudio en perros fue de padres de niños con la enfermedad grave y poco frecuente de Willians-Beuren.



Esos padres educaban, a través de emails, a los investigadores biólogos sobre cómo ese gen también estaba mutado en sus hijos. No solo eso, sino que les explicaban a ellos que características típicas de la enfermedad como la alegría y la confianza con los desconocidos que pudieran explicar el rol del gen, son características de niños con esa enfermedad. Estas madres y padres estaban animando a los investigadores a trabajar en la enfermedad de sus hijos.

Este es un caso de empoderamiento de padres y madres a investigadores para que trabajen en enfermedades poco frecuentes y demasiado olvidadas.  Esto no hubiera sido posible si los padres y madres no hubieran tenido acceso a la librería online de artículos científicos PubMed donde buscan todas las novedades de investigación, no ya sobre la enfermedad de su hijo, sino las mutaciones en sus genes. No sólo eso, sino que Internet también facilita a miles de familias comunicarse con investigadores de todo el mundo.

Esta historia nos enseña que humanos y animales tenemos mucho en común.  Los humanos, al igual que los animales, tenemos un instinto maternal que hace que amemos y protejamos a nuestros hijos e hijas. Ese gen no lo hemos descubierto aún, pero sí sabemos que unos padres empoderados pueden hacer de las nuevas tecnologías un canal para la transformación y el cambio con la esperanza de ayudar a sus hijos.

No hay un “no busques en Google” que vaya a frenar el amor maternal por conseguir lo mejor para nuestras hijas e hijos. ¡Ayudemos a convertir Internet en fuente de salud y bienestar!

Un post de @luisluque para #RecetaLinks

  • Compartir:

Podría Interesarte

0 comentarios